¿Sabes cómo reaccionar cuando sufres o ves una identificación policial? ¡Descárgate la guía de autodefensa!

Hasta los huevos de las paradas racistas

“Manu” se desnudó al ver que los agentes lo registrarían en plena calle.

Manu trabajaba como mediador en el Ayuntamiento de Barcelona y le gustaba su trabajo, que básicamente consistía en dar apoyo a personas que habían llegado a la ciudad hacía poco y que no dominaban la lengua. A veces las acompañaba al médico, a los servicios sociales o a la OAC (Oficina de Atención Ciudadana), por ejemplo.

Aquel día, Manu había ido a buscar a Arnau a los alrededores de la Ciutat de la Justicia. Eran las nueve y media de la mañana. Cuando se dirigían hacia el metro, en la parada de Santa Eulàlia, Hospitalet, fueron parados por una unidad de cuatro Mossos d’Esquadra que se encontraba en una de las bocas del metro realizando “tareas de prevención de delitos contra el patrimonio”.

-Identificaos, por favor.

Así porque sí, por la cara. No era la primera vez que Manu era identificado en la vía pública sin motivo aparente. Y él sabía perfectamente que aquello era ilegal, que los agentes no podían pararlo por su aspecto físico. Aun así y a pesar del cabreo que traían, Manu y Arnau se identificaron desde el primer momento.

-¿Han sido detenidos con anterioridad? -preguntó uno de los agentes.

-No tengo porque responder. Ya le he dado mi DNI, averígüelo usted mismo -dijo Manu.

-Hmm… Me parece que por motivos de seguridad, tendremos que proceder a un cacheo superficial de sus pertenencias -dijo en tono vengativo el agente.

-De acuerdo. Pero no lo haga en la calle. Le pido que nos lleve a la comisaría para realizar el registro.

-No, será aquí.

Ante la negativa de los agentes, Manu y Arnau decidieron sacarse toda la ropa y quedarse en calzoncillos para que los Mozos pudieran registrarla. Así, mostraron públicamente su rechazo a las paradas racistas. Algunas personas que pasaban por la calle se quedaron a vigilar la actuación policial y vieron como los detenían, esposándolos bruscamente y haciéndolos entrar adentro del coche patrulla en calzoncillos.

Los trajeron hasta el CUAP (Centro de Urgencias de Atención Primaria) de la calle Cobalto, donde recibieron revisación médica. Después, fueron a comisaría. Cuando llegó el abogado de oficio se negaron a declarar y después de 9 horas de privación de libertad, los liberaron.

Dos días después, Manu decidió denunciar los hechos e ir al Servicio de Atención y Denuncia (SAID) de SOS Racisme para pedir asesoramiento, ya que había sido informado de que tendría un juicio de faltas al día siguiente. Finalmente el juicio no se llegó a realizar y entró en un procedimiento de acusaciones cruzadas que duró años.

La minuta policial sobre la cual se sustentaban las denuncias a Manu y Arnau por desobediencia a la autoridad, era falsa. Se aseguraba que Manu había escupido e insultado a los agentes reiteradas veces y que tanto él como Arnau se habían negado a identificarse. Pero ellos sabían que aquel relato era mentira y se había construido con posterioridad a los hechos para justificar la mala actuación policial.

Por eso, el abogado del SAID solicitó al juez que investigara a los agentes por delitos de denuncia falsa, falsificación documental y detención ilegal. A pesar de los esfuerzos dedicados, fue muy difícil probar la falsedad de la versión policial, y finalmente el caso se archivó.

Las identificaciones por perfil étnico son una realidad sistemática que además de alterar la cotidianidad de las personas, forja una frontera interior invisible donde se juzga a las personas por aquello que parecen y no por aquello que han hecho. Manu nunca estará exento de esta discriminación constante, porque vive en los dominios de un estado que no acepta sus diversidades.

*Texto publicado originalmente en La Directa

¿Te indigna esta historia? ¡FIRMA YA!

¿Has sufrido una identificación similar? EXPLÍCANOSLO

Fecha y hora de la identificación

28/10/2013, 09:30

Lugar de la identificación

Santa Eulàlia, Hospitalet, Barcelona

¿Le comunicó el agente el motivo de la identificación?

¿Se identificó el agente?

No

¿El agente estaba uniformado?

¿Hubo cacheo después de la identificación?

¿Hubo violencia verbal o física durante el procedimiento de identificación y registro?

¿Se realizó detención posterior?

¿Era la primera vez que lo identificaban?

No